LUMINARIA.

Una presencia en la pared de algo que proviene de otra fuente. La pared solo es un lienzo para una escena, no le pertenece. Es un fuego fatuo, un fuego de artificio; es la luminaria de la victoria de una batalla ganada a la muerte.

Amanece un nuevo día que arroja luz a este tiempo. El interruptor presente no sirve, está pintado en la realidad, pues la tea ardiendo que lo produce obedece a unas leyes que dan sentido a otro espacio.